Search
  • Alvaro García Ordoñez

Proyecto PerformanceDulce Compañía I, Armas hechas en panela

Updated: Jun 11



Uno de los primeros proyectos de Álvaro García Ordóñez fue SobrevacíoS, sacos embadurnados con almidón de yuca para que se sostuvieran en sus solas fibras y no guardaran más que su propio vacío, llevaron al artista a su primer viaje a Suecia y luego otros países de Europa.


Estos costales eran usados para empacar la panela, pero aun son usados para guardar la papa y otros productos.


En SobrevacioS los empaques no contenían nada, planteaba ya aquí el tema de lo ausente; el cuerpo ausente. Aschaffenburg la primera ciudad alemana que lo alberga, le permite reconocer sus tesoros y desde este nuevo espacio replantea la obra, para pasar a la hermosa ciudad de Heidelberg en Baden Würtemberg donde coloca los costales en el río Neckar, con el apoyo de la galería Graf, del Karlstofbahnhof, Suzanne Frank, Steffani Welk, Johannes Bauer de Comunales Kino, y otros amigos y amigas (as).


Realiza en las frías aguas del río Neckar el performance Entrega inmediata.


El proyecto DULCE COMPAÑÍA I, armas hechas en panela, propone la reconciliación a través de la visualización de símbolos que planteen una mirada desde adentro hacia afuera de la persona o grupo social intervenido.


También es una invitación a víctimas y victimarios del conflicto a encontrarse en espacios distintos a los tradicionales, como lo es el espacio del lenguaje visual.


”DULCE  COMPAÑÍA  I”,  armas  en  panela para beber, trata sobre el hacer, en PANELA, las armas y municiones utilizadas en la confrontación del conflicto colombiano, entre guerrilla, Estado, paramilitares y grupos emergentes, pero, también es un performance expandible a otros conflictos que ocurren en otras naciones del mundo.


Invita a reflexionar, recapacitar y actuar sobre la capacidad destructora y accionar belicoso del ser humano.


Estas armas en panela las convierte Álvaro García Ordóñez en símbolos del DOLOR de la guerra, para destruirlos en compañía, con otras y otros, en encuentros colectivos en donde participen los actores de los conflictos y sus víctimas.


El encuentro tiene como meta agarrar las armas en Panela y colocarlas en una olla con agua caliente, para fundir y destruir estos símbolos, pero además bebérselos como acto de limpieza y curación con el fin de encontrar espacios de reconciliación consigo mismo y con su sociedad.


La panela actúa, por cierto, como curadora de dolores, pues tiene propiedades sanatorias, al limpiar las heridas, cicatrizar sin dejar huella y, además, revitalizar la energía del cuerpo.


Es un dulce extraído de la caña de azúcar y en este performance actúa como símbolo sanador y curador de las venganzas, los odios, las intolerancias entre los humanos.


El  nombre  “DULCE  COMPAÑIA  I”,  se  extrae de la oración al Arcángel San Gabriel:  “Ángel de mi guarda, mi dulce compañía, no me desampares ni de noche ni de día”…, en que se solicita ayuda a un ser específico.


Es el planteamiento del cuerpo dual: ser humano y ser celestial. Esta confrontación se visualiza al enlazar la solicitud de ayuda a fuerzas poderosas para lograr el buen resultado de la acción, y la compañía, que es el arma, para los actores del conflicto, quienes no asumen movimientos sin llevar consigo un arma.


Estas personas duermen y se levantan con las armas a su lado, pegadas a su cuerpo; como su más cercana compañía que les brinda seguridad y tranquilidad.


A esto se agrega el ejercicio de la oración: ellas y ellos rezan antes de realizar sus tareas en el conflicto.


DULCE COMPAÑÍA I, es una pregunta sobre la violencia que realiza el ser humano contra sí mismo y contra el otro de maneras, formas, métodos y en contextos distintos, con base en la experiencia vivida por el artista en un contexto de violencia en su pueblo natal, La Peña, Cundinamarca, Colombia.


Este proyecto involucra a las comunidades afectadas por los conflictos de guerra, y de una manera simbólica trata de restaurar los valores de convivencia a través de actos de reconciliación comunitarios, entre los actores y las víctimas del conflicto.


Las armas y municiones que propone el artista serán hechas por mujeres cabeza de familia, madres solteras y mujeres jóvenes que surgen del conflicto. DULCE COMPAÑÍA I, armas hechas en panela, es una acción-reflexión-acción necesaria para comprender más acerca de los conflictos entre los humanos.


Click here to read the original article



0 views

GO ART

Alvaro Garcia Ordonez

New York, primavera 2020

  • Instagram
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

Escultura | En Agua - in Water Contemporary Art. Arte Político. Técnicas mixtas, Pintura. Arte Contemporaneo, Escultura.